La úlcera péptica se define como la ulceración circunscrita de la mucosa que penetra en la muscularis mucosa y afecta al área expuesta al ácido y a la pepsina. Aparecen la mayoría de las veces en los primeros centímetros del duodeno, en lo que se conoce como bulbo duodenal (úlceras duodenales). También son frecuentes a lo largo de la curvatura menor del estómago (úlceras gástricas). Con menor frecuencia, las úlceras se localizan en el canal pilórico (úlceras pilóricas), en el duodeno inmediatamente después del bulbo (úlceras posbulbares) o en un divertículo de Meckel que contenga islotes de mucosa gástrica secretora. Después de una gastroyeyunostomia, con gastrectomía parcial o sin ella, pueden aparecer úlceras en el estómago en el borde de la anastomosis (úlcera marginal o de boca anastomótica) o en el yeyuno inmediatamente después de la anastomosis (úlceras yeyunales). También puede haber úlceras en el extremo distal del esófago.



Las úlceras duodenales son casi siempre benignas, mientras que una úlcera gástrica puede ser maligna.

Las causas más comunes de las úlceras pépticas son la infección por la bacteria helicobacter pylori (H. pylori) y el uso prolongado de antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno  y el naproxeno sódico, aspirinas, etc. El estrés y las comidas picantes no producen úlceras pépticas. Sin embargo, pueden empeorar los síntomas.
Es una enfermedad frecuente en pacientes de edad avanzada o quienes usan múltiples AINEs por diversas enfermedades, en quienes incluso puede llegar a perforarse y ocasionar una peritonitis que amerita tratamiento quirúrgico de urgencia.



Síntomas


El síntoma más común de la úlcera péptica es el dolor de estómago de tipo ardoroso. La acidez estomacal empeora el dolor, al igual que tener el estómago vacío. A menudo el dolor puede aliviarse comiendo ciertos alimentos que amortiguan el ácido estomacal o tomando un medicamento para reducir el ácido, pero luego puede volver a aparecer. El dolor puede ser peor entre las comidas y por la noche.

  • Dolor ardoroso del estómago 
  • Sensación de estar lleno, distensión abdominal  o eructos
  • Intolerancia a los alimentos grasos
  • Acidez o reflujo
  • Náuseas
Muchas personas con úlceras pépticas ni siquiera tienen síntomas.
Con menos frecuencia, las úlceras pueden causar signos o síntomas graves como los siguientes:

  • Vomitar o vomitar sangre, que puede verse roja o negra
  • Sangre oscura en las heces, o heces que son negras o alquitranadas
  • Dificultad para respirar
  • Sentirse débil
  • Náuseas o vómitos
  • Pérdida de peso sin causa aparente
  • Cambios en el apetito
  • El dolor muy intenso que persiste puede ser indicio de una ÚLCERA PERFORADA.



Causas

Las úlceras pépticas se presentan cuando el ácido del aparato digestivo corroe la superficie interior del estómago y del intestino delgado. El ácido puede crear una erosión que duele y puede sangrar.
El aparato digestivo está cubierto por una capa mucosa que normalmente lo protege del ácido. Sin embargo, si la cantidad de ácido aumenta o la mucosidad disminuye, es posible que se te desarrolle una úlcera.

Estas son las causas más comunes:

  • Una bacteria. La bacteria helicobacter pylori suele vivir en la capa mucosa que cubre y protege los tejidos que recubren el estómago y el intestino delgado. Muchas veces, esta bacteria no causa problemas, pero puede inflamar el recubrimiento interior del estómago y producir una úlcera.
  • Uso frecuente de determinados analgésicos. Tomar aspirina, al igual que determinados analgésicos de venta libre o con receta, llamados antiinflamatorios no esteroides (AINE), puede irritar o inflamar el recubrimiento del estómago y del intestino delgado. Entre estos medicamentos se incluyen el ibuprofeno, el naproxeno sódico , el ketoprofeno y dexketoprofeno, diclofenaco y otros. 
  • Otros medicamentos. Tomar determinados medicamentos, como esteroides, anticoagulantes, aspirina en dosis baja, inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, alendronato , y risedronato  junto con antiinflamatorios no esteroides puede aumentar significativamente la posibilidad de tener úlceras.

Factores de riesgo

Además de tener riesgos relacionados con tomar antiinflamatorios no esteroides, puedes tener un mayor riesgo de sufrir úlceras pépticas si haces lo siguiente:

  • Fumas. Fumar puede aumentar el riesgo de las úlceras pépticas en las personas infectadas con Helicobacter pylori.
  • Consumes alcohol. El alcohol puede irritar y corroer el revestimiento mucoso del estómago, y aumenta la cantidad de ácido estomacal que se produce.
  • Estrés.
  • Comes alimentos picantes.
Por sí solos, estos factores no causan úlceras, pero pueden empeorarlas y hacerlas más difíciles de curar. Esta enfermedad tiene una elevada mortalidad por lo que su diagnóstico oportuno es fundamental para evitar desenlaces adversos.

Complicaciones

Si no se trata, se pueden producir úlceras pépticas:

  • Sangrado interno. El sangrado puede ocurrir como una pérdida de sangre lenta que conduce a la anemia o como una pérdida de sangre severa que puede requerir hospitalización o una transfusión de sangre. La pérdida severa de sangre puede causar vómitos negros o con sangre o heces negras o con sangre.
  • Un agujero (perforación) en la pared de tu estómago. Las úlceras pépticas pueden perforar la pared del estómago o el intestino delgado, y provocar una infección grave de la cavidad abdominal (peritonitis), en estos casos se requiere de cirugía urgente.
  • Obstrucción. Las úlceras pépticas pueden bloquear el paso de los alimentos a través del tracto digestivo, y provocar que te llenes fácilmente, que vomites y que pierdas peso.
  • Cáncer de estómago. Los estudios han demostrado que las personas infectadas con helicobácter pylori tienen un mayor riesgo de cáncer de estómago.

Diagnóstico


Para su diagnóstico se requiere de una Endoscopía, sin embargo cuando se sospecha de posibles complicaciones suelen indicarse estudios de sangre, de rayos X, Tomografía.


Prevención

Puedes reducir el riesgo de presentar úlceras pépticas si sigues las mismas estrategias recomendadas como remedios caseros para tratar úlceras. También puede ser útil para lo siguiente:

  • Protegerte de infecciones. No se sabe cómo se propaga el helicobacter pylori, pero hay pruebas que sostienen que podría transmitirse de una persona a otra, o mediante el consumo de agua o alimentos.

  • Ten cuidado con los analgésicos. Si utilizas regularmente analgésicos que aumentan el riesgo de presentar úlceras pépticas, toma medidas para reducir el riesgo de tener problemas estomacales. Por ejemplo, toma los medicamentos con las comidas.
    Colabora con el médico para encontrar la dosis más baja posible que pueda aliviar el dolor. Evita consumir alcohol cuando tomas medicamentos, ya que la combinación de ambos puede aumentar el riesgo de tener malestar estomacal.