Cada vez que el hígado sufre una lesión, ya sea por enfermedad, consumo excesivo de alcohol u otra causa, intenta repararse a sí mismo. En el proceso, se forma un tejido de cicatrización, esa cicatrización puede estar presente en diversos grados desde la esteatohepatitis hasta la cirrosis y cáncer ...