Puede ocurrir que los órganos digestivos no estén completamente desarrollados o se encuentren en una mala posición y sean causa de obstrucciones, o que músculos y nervios del tracto digestivo sean defectuosos.Los síntomas dependen de la localización del defecto y pueden incluir dolor, distensión ...